El kilimanjaro, Madrid Central y no se esfuercen alcaldes, sus nietos no comerán crustáceos.

Información para el sr. Almeida y la sra. Colau:

Desde el inicio de la Revolución Industrial, las concentraciones de Co2 han aumentado en 1/3, las de metano (CH4) se han duplicado, y en los últimos 150 años ha aumentado la temperatura global un 0,8 grados C. La presencia en Alaska de mercurio ha pasado de 2-3º en los últimos 50 años. Por cierto, no debiera existir ni rastro de mercurio en el medio ambiente, es altamente tóxico para las embarazadas, lactantes y niños. La OMS considera que es uno de los diez grupos químicos con peores repercusiones para la salud de la persona. Y se emite mercurio desde los incineradores de basuras industriales, pilas, termómetros, cosméticos… Mírense la lista. Sres. Alcaldes, y establezcan planes estructurales para detener las emisiones contaminantes en las ciudades.

La situación es alarmante, hace ya dieciocho años, el British Council presentó una foto aérea del Kilimanjaro, la Montaña Brillante de Tanzania, en la conferencia por el cambio climático de Marruecos del 2001. Sus vertientes aparecían oscuras y ligeramente cubiertas de hielo, se quería mostrar al mundo el devastador efecto del cambio climático con una razón irrebatible para los negacionistas, que todavía los hay, y demasiados, por cierto. Las fotos mostraban la casi total ausencia de hielo en el casquete polar del kilimanjaro,

Sr. Martinez Almeida, como negacionista del cambio climático, prometió acabar con Madrid Central porque era el eje de su campaña electoral. “Madrid Central tiene que dejar de existir”. Son afirmaciones que indican que acaba de obrarse un milagro, sr. Almeida. Debe haber vuelto a crecer el hielo en el Kilimanjaro, igual que crecería una seta por generación espontánea. Y así, para hacerles un favor climático a Ciudadanos, VOX y el PP. El mundo estará respirando Oxígeno en vez de C02, y por supuesto, de entre todas las ciudades del mundo, Madrid respirará mejor.

Cuando Javier Ortega Smith afirma “A partir del lunes 27 de mayo se acabó Madrid Central”, me siento orgullosa de la política, nada tiene que ver con los intereses económicos. Según la agencia europea del medio ambiente, la polución mata a más de 400.000 personas al año, y ese desastre, que es sanitario, no económico, seguirá ocurriendo, porque nuestros fabulosos políticos así lo han decidido. Y Javier que junto a Almeida es otro negacionista del cambio climático, se junta con otro soplagaitas sin argumentos. Vean la emisión de Abascal en Espejo Público, en la que afirmó acerca del cambio climático: “A mi me gusta mucho el campo”y “El debate es un debate que lo desconozco”. ¿De verdad, si no te importa la salud de tus congéneres, ni su fauna, ni su flora, ni sus ríos ni sus mares? ¿Es lícito aunque te hayan votado 2’6 millones de españoles, que gobiernes? ¿tienes derecho ético a ser Presidente del Gobierno?- Sres. Negacionistas, a mi me parece que deben dimitir y permitir que alguien les asesore.

Según Thomson, glaciólogo de la Universidad de OHIO el 80 % del hielo del Kilimanjaro se havia fundido durante el siglo pasado, aunque también esto se ponía en duda por parte de los negacionistas. Ellos afirmaban que el deshielo era culpa de la deforestación, pero sabemos que al desaparecer los glaciares, mueren los bosques por falta de agua, y sin agua disminuyen o desaparecen, los rios, la flora y la fauna. Consiguientemente llegamos a la sequedad extrema, una característica del planeta que ya no es exclusiva del desierto, que en la actualidad ocupa un 3% pero que llegará al 30% en el 2100. De momento han desaparecido 40 km cúbicos de los Glaciares en los últimos 40 años.

Europa está en alerta. Londres, París, Estocolmo han proyectado zonas de bajas emisiones que prohiben la circulación de coches contaminantes. Más de 280 ciudades con zonas de restricción de tráfico. El investigador y científico Xavier Querol pone Madrid Central como ejemplo; Es la única iniciativa en este país, dado que las restricciones de acceso de vehículos más contaminantes que se hacen en Barcelona, en los picos de contaminación no sirven, son una medida estructural” “Alemania ha aplicado la restricción de vehículos contaminantes a 50 urbes”. Bueno, pues gracias a Almeida, Madric Central ya no es un ejemplo de nada. Y ya no existe, se acabó, caput. Y para evitar que a los madrileños les sobrevengan enfermedades respiratorias, u oculares… Recemos.

Además, que no es Madrid Central sr. Almeida, que no. Que se trata de no violar el Acuerdo de París (2015). El primer compromiso mundial, suscrito por 195 países destinado a mantener el incremento de temperatura por debajo de los 2ºC. (respecto a la época preindustrial) y esforzarse por limitar el aumento a 1,5ºC.

Pero Madrid no es una montaña, y tampoco tiene mar. Así que de momento no desaparecerá. Sus habitantes, como en Barcelona, puede contraer enfermedades o quizás morir… Pero la gravedad hoy en día está en las islas atolones, que están desapareciendo, como Tuvalu, de 9.000 habitantes. Kiribati, de 78.000, o… Las Maldivas.

Tuvalu está acostumbrada a las inundaciones de agua salada del pacífico, y cada vez más estos ahogamientos en el mar son producidos por los deshielos. Pronto serán lugares con escuelas cerradas, con hospitales en desahucio, con emigrantes a otro estado, pero de momento no, ¿verdad?, sr. Almeida, sra. Colau… De momento todavía puede ser un lugar vacacional para alcaldes irresponsables, eso sí, un lugar de película.

En España, seguiremos con Berlanga, veremos una “peli” en color sepia, con un humo de olor grisáceo, con picor en los ojos y cuando nos sonemos la nariz, los mocos serán negros, como el petroleo que queman los coches que circulan gracias a su irresponsabilidad. Alcaldes, sus acciones climáticas les precederán. Ahora, Europa se ha cabreado.

A raiz de paralizar Madrid Central, Europa ha vuelto a dar un tirón de orejas, y la pregunta es, ¿ese tirón de orejas ha sido para el negacionista de Almeida, o para el juez que tiene suspendido el plan de Madrid Central? ¿Un juez que no reconoce las normas de emisión de contaminantes del Tratado de París? ¿Un Juez que tiene paralizada la obra de Carmena, por politización de la justicia? o ¿es un juez que mira por la salud de los madrileños? ¿De las empresas?

La comisión europea reclama acciones para reducir los límites de N02 (dioxido de Nitrógeno) un gas que proviene de la combustión de vehículos a motor, de las calefacciones y de los transportes marítimos. Y recuerda que España se expone a multas por superar los límites permitidos.

En cuanto al mar, su acidificación es una de las catástrofes que no les afecta, sr. Almeida, sra. Colau, pero yo se lo voy a contar igual, para que piensen un poco. Hubo una simulación de inyección de C02 en los fiordos noruegos, que mostró como el recurso vegetal más importante de la tierra, las algas fitoplanctónicas se corroían y desaparecían. Los aviones, los aires acondicionados, nuestros vehículos, sueltan Co2, que gran parte se disuelve en el agua del mar formando ácido carbónico. Una especie de gran Vichi, pero éste no sirve para arreglar el riñón. Ya que la alcalinidad del mar ha pasado del 8’2 al 7’7. Y ahí es donde los cangrejos, los corales, y todas las formaciones calcáreas marinas no pueden fabricar sus caparazones.

¿Sres alcaldes, comen ustedes langostas, centollos, bivalvos y crustáceos?. Pues, sus nietos no los van a conocer, bueno, sí. En una captura de móvil podrán admirar sus maravillosos colores, pero, sres. si ustedes piensan sólo en sus cuatro años de gestión, no hay problema, sáltense el tratado de París a la torera, pero sus nietos ya no encontraran crustáceos, no porque vivan en el interior de la península algunos , sino porque el CO2 está acidificando el agua de nuestros mares.

Las dramáticas condiciones químicas oceánicas no se arreglan arrancando las jardineras de Manuela Carmena, eso es simple y llanamente estropear Madrid Central, machacar un proyecto que había sido aplaudido en toda Europa gracias a sus resultados, porque había reducido el tráfico en un 24% y los gases contaminantes habían disminuido en un 38 %.

A todo esto, ¿Qué ha hecho mi país?. Pues ha aprobado la declaración de emergencia climática, Cataluña es el segundo país en el mundo que asume esta declaración, pero ha optado por unas medidas muy avanzadas que no van a tener ningún valor. ¿Cómo implementarlas con un Presidente en el exilio, un eurodiputado electo sin poder ejercer y su vicepresidente en prisión? Con una autonomía espiada, controlada, y vigilada por el Gobierno Central, desde donde se recauda todo y cae el dinero en cuentagotas, desde una autonomía que sigue sin poder aplicar leyes… Es complicado defender una ley de cambio climático, cuando el Tribunal Constitucional acaba de reventarla porque “No establece objetivos vinculantes”.

Ante esta afirmación del TC, el Presidente Puigdemont ha exclamado “viven en otra era”. Y ciertamente es así, se quedaron anclados en los tribunales de los duros años de la dictadura, puede que traumatizados, vete a saber, pero sin saber como soltar amarras.

Mientras, escucharemos a Greta Thunberg, que con sólo 16 años, niega que quiera ser científica, para qué le servirá estudiar nada, dice Greta, si el planera ya no existirá tal y como lo entendemos ahora. Nos gastamos 100 millones de barriles de petroleo diariamente, combustible fósil que suelta una barbaridad de contaminantes y una niña del s. XXI, nos dice que no habrá siglo XXII, ¿catastrofista?,no, recordad que el Kilimanjaro casi no tiene casquete polar. Greta pide hechos, acciones inmediatas, no palabras. Y yo también.

Anuncios

Josep Borrell, el reino de Europa y el laberinto de las tres pruebas

En un recóndito lugar francés llamado Estrasburgo, en donde nunca brillaba la sombra, buscaban a un representante de la unidad del reino europeo. Un abanderado de los juegos económicos y globales que empezaban en verano.

Debía ser un diplomático de rango. Y comportarse como tal. Debía mostrar su capacidad de negociación, así que, los dirigentes del Reino de Hispania, establecieron tres pruebas para escoger al más idóneo de entre sus súbditos.

La primera prueba era la del valor ante los aborígenes, fuesen catalanes o americanos, el candidato debía mostrar claramente su superioridad considerándolos estúpidos y poco necesarios. En la segunda prueba, Josep Borrell debía ser ambicioso y haber demostrado deseo de poseer riquezas, poder, honor y honores. Por último la tercera prueba era la de la renuncia, esa Borrell la superó con creces al renunciar a la candidatura en 1999. Borrell era amigo de Josep Huguet, quién fue encarcelado por recibir sobornos de empresarios en el pelotazo de los 90. Era la época de los chanchullos de Josep Lluís Nuñez y Javier de la Rosa. Por otro lado, también había renunciado a su mujer, que participó en un fondo de inversiones sórdido, y que ahora, ya era su ex-mujer.

Josep Borrell superó las pruebas en el reino de Hispania, pero en Europa debería recorrer un laberinto y recoger tres billetes de 500. Si lo conseguía, ganaría el cargo diplomático de más altura. Los dignatarios más importantes de Europa, seguían el recorrido del catalán a través de unas tablets desde sus casas. De hecho, fue un atardecer líder en apuestas.

Josep Borrell i Fontelles concursaría en el laberinto verde de un hotel del siglo XVII cerca de Estrasburgo. Un hotel de los criticados por Molière en “Las preciosas ridículas”.

Volvió a mirar el seto. Brillaba de colores variopintos y logotipos dispares, como un Hotel de “Las Vegas”. Las paredes del seto del laberinto lucían completamente cubiertas de anuncios de marcas comerciales. El candidato catalán entró con un caminar chulesco por entre las columnas recortadas, quería hacer las pruebas para llegar a la salida como ganador, como diplomático de la Unión Europea. Se sabía con muchos amigos. Estaba eufórico.

A ambos lados los nombres de las empresas energéticas más importantes del país se iban cayendo a su paso. De repente, llegó a un cartel grande: Abengoa, entonces alargó las manos y cogió el rótulo acercándoselo al pecho, y plas, mágicamente se convirtió en 500 euros, Borrell sonrió feliz, tenía su primer premio, el de la multinacional.

Entonces se puso nostálgico, recordó los 6 años de duro trabajo en la energética que cotizaba en el IBEX 35, recordó como había vendido 10.000 acciones de Abengoa por 9.030 euros, justo un día antes del concurso de acreedores, y como le entusiasmó la llegada de esos 90.300.000 euros. Borrell soltó una lagrimita de emoción. ¡Cuánto le debía Hispania!, pero el Reino de Europa se lo pagaría con creces.

Él no había sido culpable de apropiación indebida, sólo de traficar con información privilegiada, y como ya había pagado la deuda, de 30.000 eurazos, los señores eurodiputados habían dado la prueba de la ambición por superada. Hizo lo correcto. Su media sonrisa pillina volvió. Sabía moverse con agilidad por entre toda clase de gazapos económico, saliendo airoso.

Josep Borrell giró a la derecha un par de veces en el seto laberíntico y se encontró un plató de televisión americano, en él, una tribu de aborígenes le apuntaba con el dedo, aquellos cuatro indios le gritaban “racista”. Borrell se quedó pasmado, rememoró esa salida de tono, fue un pelín desacertada. Cariacontecido, pidió perdón, fueron ustedes doce millones los aniquilados, siento mucho… y seguidamente bajó la barbilla, miró a sus pies, y encontró 500 euros más en el suelo. Se irguió feliz, ni siquiera sabía cómo, pero lo había conseguido otra vez. De repente un tipo con la piel naranja y un tupé a juego le arrancó el billete de la mano y se lo guardó en el bolsillo riendo como un loco. Trump le había quitado su premio, pero le permitió continuar con una sonrisa. Borrell pensó que continuaría estudiando acerca de la globalización y del MAGA (make american great again) porque estaba perplejo, humillar aborígenes tenía premio. Segunda prueba superada.

Era algo que ya no sabía como hacer en Hispania, malditos vascos y catalanes estaban tan convencidos de ser países ultrajados, y no les daba la gana de ser españoles. ¡Con lo rentable que eso era!… Daba igual, gracias a Trump la prueba estaba superada. ¿Sería socialista Trump?.

Ahora el laberinto volteaba a la izquierda, y apareció el Congreso de los Diputados de Hispania. Congresistas de izquierdas, comunistas, anti-sistema y algunos catalanes le llamaban embustero. Borrell escupió despectivo, pensando que ellos eran los peores espumarajos que tenía Hispania. Y siguió andando, cada vez más deprisa, como perseguido por la culpa.

Ya llegaba al final del laberinto cuando pudo ver, apoyados sobre los setos, a un grupo de catalanes, ancianas y ancianos ensangrentados, un chico tuerto, niños vestidos de amarillo que gritaban el nombre de su padre en prisión o en el exilio…

Y gritos, le gritaban botifler, y le pedían respeto por los antepasados catalanes, por la lengua, por la cultura. “No penses en els teus avantpassats” “que un noi de la Pobla digui que els catalans som fake-news”.

Él no miraba a ningún lado. Hacía como los niños chicos, pensaba que sin mirar todo desaparecería. Y el laberinto llegó al final del pasadizo verde donde había un par de sillas y Tim Sebastian de la cadena Deutsche Welle, Tim se levantó y le entregó el tercer billete de 500. Borrell se disculpó por haber sido un energúmeno en su programa, pero Tim le enseñó la lista de nuevos anunciantes de la cadena, y la ingente cantidad de contratos atados hasta fin de año. Gracias al “share” conseguido en un sólo día, su cadena era la más vista de Europa. Tim encajaba la mano con fuerza, con demasiada fuerza, la sacudiò tanto que Borrell se mareó y todo. A Borrell le pareció que Tim le decía; “disfruta de tu dinero en el infierno”.

Dado que los juegos económicos y globales eran lo más importante del entramado social, nada significaba encarcelar o exiliar a tus compatriotas, ni a las gentes de tu Reino, no debías tener sentimientos de culpabilidad de ningún tipo. Se hacía y punto. Borrell no era un monstruo, no comía niños crudos, de hecho, él moría de vergüenza delante de sus amigos y familiares en la Pobla de Segur, pero lo primero era jugar bien en bolsa y tener como amigo principal al BCE y como secundario, al FMI, que esos podían dejar con el culo al aire a todo un gran país como Hispania. De Borrell dependía, él era un auténtico héroe.

Para Europa la Unidad de España era crucial, había que cobrar la deuda, ya ascendía a 1,17 Billones de euros, eso era, el 98% del PIB de España, si Catalunya, uno de los territorios más ricos, que más exportaba, que más turismo acogía, se escindía, ¿cómo cobraría Europa?.

Así que Borrell, aprendió a caminar con una careta de plexiglás, y en la Pobla de Segur, ya nadie le conocía, era un jugador del Reino Europeo, era un Dios enmascarado, como Lucifer. Y en Europa le deseaban, había demostrado su adaptabilidad camaleónica. Así que le acabarían dejando jugar en la Champions League, con Christine Lagarde del FMI y Ursula Von der Leyen.( delfín de Merkel)

Europa necesitaba personas cuya ideología fuese maleable. Se trataba de expresar que los dictadores, como Mussolini, habían hecho cosas buenas a veces, como hizo Tajani, pero en otras ocasiones había que decir que eran genocidas repulsivos, tal como pensava Ángela Merkel. Europa era una bolsa de palomitas, todas tenían el mismo sabor, pero por fuera aparentaban ser diferentes.

Y Borrell dominaba todos los géneros de la comédie Française, farsas, comedias, tragicomedias, Josep era el Molière de las relaciones diplomáticas. Su crueldad con todos era la del dramaturgo francés, pero su ambición la de un dirigente económico como Christene Lagarde, del FMI.

Acabó el recorrido del laberinto y su móvil le informaba: “win win”, el laberinto empezó a iluminarse, los logos de empresas se animaron con colores y sonoros golpecitos, clic, clac, se sintió en un casino de tragaperras. Había ganado el Jackpot, La unidad del reino europeo necesitaba un jugador ambivalente que fuese catalán pero que no concediese a los demócratas catalanes el derecho a la autodeterminación. El era John Wayne, y nuestras demandas las de cuatro indios tontainas.

La manada, el narcisista perverso y la fábula del escorpión

Cuando un perverso ataca a su víctima intenta el descrédito y la culpabilidad. Si consigues que alguien se sienta culpable, automáticamente le desacreditas. Qué mejor que grabar en modo real como una jovencita practica sexo con un montón de machos ibéricos para mancillar a la víctima. Qué mejor además que declarar en el juicio multitud de mentiras vejatorias hacia la chica.

“Me iría con dos, con tres, con cinco o lo que me echen” declaró José Ángel Prenda, cabecilla de la manada. “No recuerdo si ella iba de la manita o agarrada de las muñecas fuerte”

La arrogancia de las declaraciones del Prenda al juez, con el fin de humillar un poco más a la chica que habían violado entre cinco, no sólo indica un gran narcisismo, sino también un alto grado de imbecilidad.

La víctima ideal es una persona con tendencia natural a culpabilizarse. ¿Existe alguien más inseguro que un chica de tan sólo dieciocho años de edad?. La Manada ya tenían dos de tres, la desacreditaban y ella se sentía culpable porque la iban a subir en un video.

¿Qué deseaban de esa chica esos cinco personajes narcisitas perversos? Vitalidad, transparencia, e inocencia, con grandes dosis de credulidad. Las víctimas nunca imaginan que el otro es destructor, insensible, sin afectos, alguien con desordenes sexuales y maldad, además, las víctimas advierten que están ante un embustero demasiado tarde, en el Juicio contra la Manada, prosiguió el Prenda: “Se besó con Antonio y le hice sexo oral… y me lo hizo a mi”, “había actos simultáneos de felaciones y penetraciones en más de una ocasión”.

Ni siendo una habitual y espatarrada estrella del porno se podría cumplir esa salvajada, y dice el Prenda que había consentimiento propio. Estos cabestros, durmiendo 15 años en Siberia recibirían un trato demasiado afable.

La perversión narcisista se manifiesta como una idea grandiosa del individuo, una megalomanía, con delirios de grandeza, ellos están por encima del bien y del mal, (véase al tipo de la manada sonriendo a cámara después de ser atrapado), esos pervertidos tienen fantasías de éxito ilimitado y de poder, dos de ellos pertenecen a los militares y a la guardia Civil. Se consideran especiales y únicos, y tienen una necesidad excesiva de ser admirados, lean el texto que publicaron para conseguir la adoración de sus feligreses:

“Follándonos los 5 a una. Puto desfase del Atlético de Madrid era, jaja”

El llamado Prenda es perteneciente a Los Biris, un grupo ultra del Sevilla.

Aclararé que no soy psicóloga, pero que la perversión narcisista me encaja aquí como un guante ideal. Estos individuos piensan que se les debe todo, por ello explotan a sus congéneres en las relaciones interpersonales, dando por hecho que los demás son estúpidos.

(Declaraciones del Prenda)

“No, no, no, ella estaba agachada, pero yo le hice sexo oral y después empezamos a tocarnos y ella a hacernos sexo oral y nosotros también”

Carece de empatía, siente envidia por los demás y por sus actitudes y actúa con comportamientos arrogantes. Declaró ante el juez que era normal que cogiesen a la chica:

“Comprendo que le agarren la cabeza, no debe sentirse incómoda” (el Prenda)

El Prenda afirmó también que cuando Antonio sacó el móvil y comenzó a grabar no le pareció raro. “Grabar con relaciones sexuales era la primera vez o la segunda”, afirmó. Los bastardos de la manada tenían un patrón de conducta y todo. Madre mía, ¿de verdad sólo 15 años?

Según el Prenda:

“Sí, todos hacíamos lo que queríamos y ella participaba al 100%”, además, a la pregunta: ¿La agarraron por el brazo y la metieron dentro del portal? Respondió: “Eso nunca tuvo lugar” y por último: “No recuerdo si buscábamos un hotel o buscábamos calles oscuras, pero mi objetivo es que entrásemos todos en el portal para tener un sitio íntimo”

Insisto, 15 años serán un suspiro. Y merecen un fuerte ataque de tuberculosis.

Cuando una persona transparente, su víctima de 18 años, se abre a esos desconfiados perversos, ellos toman el poder. Siempre la persona transparente piensa que es capaz de cambiar al perverso. Y siempre acaba en humillación, violación o asesinato. Es el género humano atacado por la patología narcisista, no pueden evitar sentir una gran envidia hacia aquellos que disfrutan de sus vidas, aquellos que parecen poseer algo que ellos no tienen. Es la fábula de la rana y del escorpión, está en nuestra naturaleza, pero en este caso la rana era una chica de 18 años y los escorpiones 5 bestias con narcisismo perverso que la violaron para regocijo de morbosos tan culpables como ellos, desgraciados que lo miraban en el móvil convirtiéndose en cómplices por envidia. Porque muchos harían lo mismo si pudiesen, ésta es la extrema gravedad de lo sucedido.

El síndrome de Estocolmo, las franco-news y mi secuestro

Primero vamos a ilustrarnos, el síndrome de estocolmo se desarrolla en las víctimas de un secuestro frente a sus captores. Los sentimientos de apego generados pueden ser tan fuertes que pueden negarse a testificar contra él, pueden enamorarse de sus secuestradores e incluso pedir al gobierno que interceda por su causa. Son rehenes que acaban empatizando de tal modo que olvidan que les quieren matar, o usar, o las dos cosas.

Esta evidencia se ha constatado en caso espeluznantes como el de “Natascha Kampusch”, secuestrada con sólo 10 años. Durante 8 años la chica admitió que le dejaban escuchar la radio, ver vídeos, y le permitían leer libros, le hacían regalos y festejaban sus cumpleaños, a pesar ese trato, la niña pudo dominar sus sentimientos y escapó.

Este es un caso extremo, os quiero hablar del síndrome de estocolmo que presentan los catalanes con respecto a España, no todos, por suerte… Pero sí los que avalan nuestra monarquía constitucional. Y lo más chulo… Éste síndrome suele aparecer en personas que sienten de un modo u otro, repulsión hacia las fuerzas del orden.

El síndrome aparece cuando los secuestrados en un principio temen por sus vidas. En la actualidad nadie teme por su vida a no ser que seas un traficante de órganos, cosa poco frecuente, así que los secuestradores de Estocolmo (Voy a llamar así a los que intentan que como catalana me sienta secuestrada y feliz) intentan que temamos por nuestras vidas. ¿Cómo? Pues es fácil, se trata de propagar en las redes, entrevistas, radios y cadenas nacionales que los catalanes, los vascos y los pensadores de izquierdas son gente violenta, golpista, terrorista y supremacista.

Pudiere haber un violento entre dos millones, es cierto, pero la gente ha visto a 1.000 víctimas de la Policia Nacional, que han sido zarandeados, golpeados, y mutilados por ir a votar, mientras que un dictador sanguinario llamado Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo Franco Bahamonde es todavía honrado por partidos de ultra-derecha en el valle de los caídos. Y por alguna que otra tertuliana franquista como Pilar Gutiérrez Vallejo.

El síndrome de Estocolmo, se da cuando la víctima tiene sólo a su secuestrador como referente y contacto directo, y aquí se me ocurren secuestradores como, un marido, o un gobierno dictatorial, o un medio de comunicación embustero… En cualquier caso, cuando el discurso del secuestrador es firme y justifica todos los actos, el secuestrado puede caer, de hecho cae, en la adoración a su secuestrador.

-Recordemos que el secuestrado tiene miedo a morir, o a la cárcel, o al exilio, o a la tortura, o a desaparecer simplemente- y lo que venden los secuestradores es que España ha sido un gran imperio, en el que siempre se antepone la unidad a los derechos Humanos. Y esa democracia, los secuestrados la compran.

-Como mecanismo de supervivencia la víctima desarrolla un acercamiento al captor, en el caso de una dictadura, hay un acercamiento al pensamiento único. los secuestrados, (póngase aquí a todos los españoles secuestrados por la dictadura franquista) van creando sentimientos benevolentes de solidaridad y atracción hacia sus captores. Díganme quién no ha oído decir, Franco no fue tan malo, o con Franco no había delincuencia, con Franco no se vivía tan mal… Yo lo he escuchado, pues eso señores, eso es el síndrome de Estocolmo.

Luego, para que los secuestrados tengamos certeza de serlo, falta mentir en los medios de comunicación, si hablas de que la república está asociada a la guerra civil, (cómo ha hecho Antonio Naranjo en Todo es mentira y no rectificó ni siquiera bajo varias interrupciones de Risto) como decía, si hablas de que la República catalana te recuerda a la guerra civil, ya lo tienes. Ya has convertido a unos cuantos espectadores más en secuestrados. Y tú mandas. Y claro, Inda es tu amigo. Ole, señores secuestradores, felicidades desde estocolmo.

Continúen metiendo miedo…

El periodismo es otra cosa, pero eso, ya tal.

Cuando eres un tipo con el ADN del secuestrador de Estocolmo, continúas, y dices que los que piden una república son golpistas, y los independentistas quieren “separar España” como si España fuese una plastilina. No queridos secuestradores, los catalanes sólo queremos quedarnos los recursos económicos que generamos, no es intención nuestra pedir dinero a España, no mientan más. Al fin y al cabo, la pela es la pela, y dejen de asustar y de tomarnos por idiotas.

Incluso a Risto Mejide, que se ha declarado abiertamente no independentista, le llamáis batasuno, Una vez terminado el horror del terrorismo de ETA, tenéis que inventarlo. Pues, mirad, Risto me parece un montón de cosas pero un terrorista vasco, va a ser que no, aunque lleve barba. Se os va la pinza muchísimo, secuestradores.

Vosotros tenéis que violentar a la población para que piensen que si no estáis con ellos llegará una guerra, pues venga… Por mentir que no quede. Si vais a difamar, calumniar, etc., no seáis menos que Eduardo Inda, que Inda es el rey de las fake-news, se pasa el día buscando adoradores de su persona en base a machacar rojos, independentistas, comunistas y últimamente a todos los colaboradores de Risto, ole tú, Eduardo.

Tú también eres un gran secuestrador de estocolmo. Pero que sepas que tus tácticas para extender fake news son simplemente construcciones de marcos mentales que tus adeptos necesitan. Y tú, como un buen padre protector se los creas. Sin embargo, tus seguidores crecerán, se harán mayores y te enviarán a la luna de una exquisita patada en el….ese.

Los conquistadores, que por acción u omisión simpatizan con el régimen franquista, elaboran mensajes espolvoreando falsedades, los partidarios del régimen anterior se han dedicado a divulgar algunas “verdades” para que los secuestrados (el pueblo español) adquiera el síndrome de estocolmo. Os cuento tres de los cientos de Franco-fakes.

-Franco creó la seguridad social, y no es cierto, fue ideada en el 1900

-Franco nos metió en la ONU, y no es cierto, Franco entró tras garantizar a EEUU el uso de las bases americanas.

-Franco construyó pantanos, y, tampoco es cierto, en el 1933 ya se redactó el plan Nacional de obras hidráulicas.

Señores secuestradores de estocolmo, os hartáis de decir qué felices éramos con Franco cuando España no tenía problemas con los terroristas. Yo añadiría con sarcasmo, que mal le va a España teniendo pacifistas, porque lo que no sabe el estado español es gestionar una movilización pacífica en legítima demanda del derecho a la autodeterminación. No sabe, no quiere y no le conviene económicamente. Por eso usa el síndrome de Estocolmo. Te dice que tu vida peligra (cárcel o multas millonarias) y que da gracias a que hay subsidios de desempleo y pensiones. Y te pide una genuflexión ante el gobierno español porque es muy bueno. Y que jures la constitución.

¿Como negar un referéndum de autodeterminación a gente de un territorio beneficioso, fructífero, y que está hasta las narices de idioteces?, millones de catalanes estuvimos de acuerdo con el estatuto de Zapatero. ¿Tan grave era para España ceder la gestión de puertos y aeropuertos, etc.?¿eso les arruinaba? A que vino su actitud dictatorial, o ¿Por qué Alfonso Guerra se lo cepilló a la vez que gritaba que éramos nazis? Al fin y al cabo, señores… Los catalanes siempre hablaremos catalán.

Sólo queremos el dinero que nuestra tierra produce. No es tan extraño, miren los cientos de territorios que ya no son españoles y puede que comprendan el espíritu secuestrador de España,

Pero sí, como dice Risto Mejide hay intoxicadores en esta película y creo que los hay, llevan años usando la técnica del síndrome de estocolmo.

Se trata de hacer creer al secuestrado que su vida está en peligro: “Hay golpistas, hay terroristas…”

Se trata de proveer al secuestrado: ofrecer pírricas pensiones, seguridad social y luego decir, los catalanes y los batasunos quieren una república, una guerra, no tendrás nada, te lo quieren quitar…

Se trata de conseguir el máximo de engagement en las redes con sus fake-news, para crear opinión a favor de un estado que todavía conserva la ley mordaza, que vía la abogacía del estado pide 214 años de cárcel a los catalanes por un referéndum, y cuya opinión en Europa ha caído en picado. Señores soy una secuestrada sin síndrome de estocolmo.

.

Las 3 vidas de Vilabella, la insaculación y la cárcel

“Me llamo Joan de Vilabella, tengo 10 años y soy pobre, mis abuelos y mis padres murieron todos a causa de una plaga de pulgas que viajaban sobre las ratas, la peste negra decían los entendidos, pero en el día de hoy va a sucederme el acontecimiento más importante de mi vida. Soy el elegido en un proceso de insaculación de la “Diputació del General de Catalunya” estamos en el año 1493 , esta mañana me han pedido los frailes que ayude en ese proceso. Deberé extraer nombres de una lista de personas que serán los escogidos para gobernar según propuesta de Ferran II el catòlic, una lista que se llama Llibre de l’ànima, que por cierto, es un bonito nombre para los que creemos que el alma nunca muere”.

Antes se usaba la insaculación para elegir a los dirigentes, en la antigua Atenas existía un sofisticado sistema, la máquina cleroterión, eran como unas canicas que se deslizaban por unos tubos… Todo mucho más complicado que el saquito con nombres. La Insaculación data de los tiempos de Alfonso el Magnánimo, ya se usó en 1427 en Xàtiva, y se trataba de un saquito aterciopelado con papeles en su interior en los que había escrito el nombre de unas personas idóneas aprobadas por el rey para dirigir distintos departamentos de estado.

“En el saquito aterciopelado, habrá 66 nombres de eclesiásticos barrigones, que ya todos sabemos que lo único que desean es llenar sus enormes panzas de viandas grasas y buenos vinos a diario, después habrá 250 brazos militares organizados por veguerías, o sea, todos aquellos que quieren defender nuestro país, bien es cierto que también quieren un sueldo seguro a fin de mes, porque, ¿os he dicho que la gente está pasando muchas penalidades?”

“¡Que hambre estamos pasando!, bueno,todos, no. Los 206 pertenecientes al brazo real no pasarán hambre. Que duda cabe que eso de alabar, lisonjear y elogiar al rey, una y otra vez, da pingües beneficios… Y si encima le ofreces dóblers de Alfonso V el magnánimo, o florines de oro y plata de ley, si pagas con buenas monedas a los reyes, muchísimo mejor, seguro que tu nombre saldrá en las insaculaciones, y en las fiestas reales que también son muy guays”.

“Y no, no debo ser quemado en la hoguera por decir Guay, resulta que es una expresión válida y usada desde el 1350, que me lo dijo un clérigo amigo mío de verdad. Pero no nos desviemos, que debo acudir a una insaculación”

Y así fue como vivió el primer catalán que colaboró en lo más parecido al sufragio universal del dia 1 de Octubre. Joan de Vilabella fue la mano inocente en esas primeras eleciones a la Generalitat en la capital catalana. Vivió, murió y al cabo de tres-cientos años sucedió que…

“Me llamo Joan de Vilabella i Vilabella, y me han acusado de sicofante, esto es, de compra de testigos, de falsificar documentos y de distorsionar la realidad, o sea, dicen que soy un calumniador profesional contra su majestad” “Me han llegado voces de que Barcelona está sitiada, creo que estamos en el 1714, han quemado Xàtiva” “No son ciertas las acusaciones, las pruebas han sido todas falsificadas, sin embargo me han encerrado en una celda diminuta, húmeda, casi negra y estoy pendiente de juicio, han dicho” “Un juicio que perderé sin lugar a dudas, además me aplicarán una condena con verdugo jorobado deseoso de rebañarme el pescuezo”

“Sin ser culpable de nada, porque ni siquiera sé qué puñetas es un sicofante, pero teniendo como tienen todas las pruebas contra mi, fingidas o no, son pruebas al fin y al cabo. Resulta que estoy acusado de traición a su majestad, y moriré a manos de un verdugo que estará muy orgulloso de degollarme. Vete a saber si colgarán mi cabeza como trofeo en mitad de la plaza. Buf, quedo encerrado con tres cucarachas y una rata que tiene más hambre que yo. Vivo aún esperanzado de que venga uno de mis amigos frailes y me salve el cuello”

Un historiador encontró un documento en el zurrón de Joan Vilabella después de su ejecución, el documento era éste:

Fragmento del Decreto Real que ha encendido la revolución catalana, Decreto de nueva planta de la Real Audiencia del Principado de Cataluña, estamos a 16 de enero de 1716, Don Felipe V , decide para que vivan en paz, riqueza y abundancia en Catalunya y para ello estipula:

“En las causas criminales se ha de proceder (…) con embargo y secuestro de los bienes del reo”

“Las causas se substanciaran en lengua castellana”

“Abolición de las instituciones catalanas”

“Abolición de las constituciones catalanes desde el 1585” “Menorca pasará a depender de la corona británica y se abolirán les constituciones mallorquinas” y Mallorca cambiará el nombre por el nombre romano de Palma.

Junio de 2019, me llamo Joan de Vilabella, soy un habitante de Cataluña, como Jordi Sánchez , o como Jordi Cuixart, y me han encerrado por desear una nación con estado propio, nación que, por cierto, siempre ha existido, pero que nunca hemos podido gestionar los catalanes. Ahora está en tela de juicio, el ejercicio de sufragio universal, lo que sería una moderna insaculación, una votación. Se han atrevido a encarcelar y exiliar a nuestros líderes, además quieren que sintamos rabia por nuestros vecinos españoles. Pero yo no siento odio, ni animadversión alguna por mis captores, ni siquiera por el rey.

Somos catalanes, anteriormente fuimos de la corona de Aragón, y de una monarquía absolutista borbónica, también hemos sido República, y muy a nuestro pesar, fuimos una dictadura franquista sanguinaria, amiga íntima del peor genocida de todos los tiempos, de Hitler, y de Mussolini, el dictador italiano que propuso a Franco unir en una gran alianza “Latina” a Italia, Francia, España y Portugal.

Pero todo eso es historia… Lo que hemos sido siempre es catalanes, allá mis captores con sus limitaciones mentales. Por más invasiones recibidas, en Mallorca son mallorquines y en Catalunya somos y seremos catalanes. Los acontecimientos escritos sobre documentos históricos pertenecen a la Historia, y, insisto, me llamo Joan Vilabella y hace casi dos años que estoy con mis compañeros en la cárcel por defender un estado propio, por luchar por nuestras instituciones, por nuestra cultura y por el amor a nuestra lengua.

“Os contaré que hubo un buen rey como Alfonso el Magnánimo capaz de dejar sus arranques absolutistas y autoritarios a un lado e idear la insaculación, cualquier otro descendiente que sea amante de su pueblo habría adaptado esa insaculación al sufragio universal. Un buen rey permitiría el derecho a decidir, como la reina de Inglaterra, o como la República Francesa, o como ha hecho Canadá con Quebec. Si ese rey no quiere ser rey, es de obligado cumplimiento organizar una votación y dar paso a una república, que siendo un sistema que idearon los romanos fue muy mejorado por la Revolución Francesa, con algún que otro cuello al suelo que siempre debemos lamentar, y por Alemania, y por los EEUU. Nada, soy Joan de Vilabella y pueden encerrarme años por haber votado en sufragio universal para pedir la libertad de Cataluña, nuestra tierra por siempre jamás.”

Los delirios “ultras” de Andresito

Andresito tomó una valeriana, después agarró su mantita rojigualda y se acurrucó en la cama. Era un viejo camastro herencia de su abuelo, un militar falangista, y lo tenía colocado mirando hacia Gibraltar, porque era conocido entre fascistas que la orientación de sus camas hacia el peñón traía buena suerte. La Valeriana hizo efecto y Andresito se durmió a las tres y trece minutos de la madrugada, inexplicablemente despertó con una sonrisa tontorrona, pero es que había tenido el mejor sueño de su vida.

En su sueño, Alejandra y él habían unido a toda la ultra-derecha europea. Entre los dos sujetaban una caja con el logo de su partido “Victoria” delante de la tumba del Generalísimo Franco, mientras los de “Democracia sueca” entraban en el interior de la caja gritando de manera marcial:

“Hay que proteger la existencia de nuestro ADN”, o “Debemos cuidar nuestra sangre, nuestra biología”, o también, “la población blanca está empequeñeciendo mientras ellos crecen”.

El sueño de Andresito se tornó erótico cuando al lado de la cajita, vestida con ropa interior algo lasciva, estaba su novia formal; Alejandra, de pelo negro a lo Cleopatra y con la que pretendía casarse algún día. Su novia, en sueños, era mucho más lujuriosa y sensual que en la vida real y le susurró: “El supremacismo blanco es supervivencia”, entonces, Andresito tuvo una erección, la sábana se elevó cual tienda de campaña y se le instaló una sonrisa estúpida en la cara. El bulto biológico entre las piernas provocó un alud de imágenes de Alejandra, para el facha no existía nada más erótico que una mujer susurrando consignas de extrema derecha a su entrepierna.

Se giró hacia la ventana buscando recuperar el sueño, al rato, apareció entre nubes y rayos estelares el dibujo de la imagen de su compañero Javier Ortega Smith que estaba hablando en la eurocámara. Europa estaba enfervorizada cuando Javier decía: “Catalunya is Spain” “Puigdemont a prisión” “Sin las Navas de Tolosa, la batalla de Lepanto y Carlos V, las señoras vestirían burka”.

¡Cuánta admiración sentía Andresito por los luchadores de espada y armadura que asesinaron sarracenos en el pasado! eran tan españoles, eran tan hombres y eran tan machos, cúanto arrojo español…

Andresito se sentía bendito por ser ultra-derechista, sentía que El Reino de Cervantes era como su gran imperio y que su tarea en el mundo era apoyar esa causa. Notaba en su interior que debía envolverlo todo con una bandera española, Andresito quería ver la bandera de España hasta en los urinarios.

Aunque Alejandra en sus sueños vistiese sedas transparentes e impías, aunque estuviese más buena que el pan con chocolate, él resistiría las pulsiones carnales hasta contraer una boda católica con Alejandra, y ella, para conseguir su amor, debería ser una ultra luchadora contra golpistas catalanes, batasunos, inmigrantes, comunistas, podemitas… Sólo así podría amarla.

Andresito continuaba soñando, en el interior del mar verdiazulado, apareció Ortega Smith nadando, había llegado al peñón de Gibraltar para desplegar una bandera de España de 168m. Qué otro gran héroe. Por qué carajo tendría orden de busca y captura del Reino de Inglaterra, extranjeros, siempre persiguiendo patriotas.

El ultra sonreía de oreja a oreja e incluso babeaba un poco. Luego dio unos toquecitos a la almohada, “los nombres que comienzan por al, son aún legado de los invasores”, pensó volvió a dormirse.

Al rato, tuvo nuevas ensoñaciones agradables, un torero barrenaba la médula ósea a un toro con toda su mala leche, mientras la plaza jaleaba “la oreja y el rabo”. En el palco, varias personas regias se tostaban al sol envueltas en un mar de banderas españolas que teñían la plaza, de rojo y amarillo. Y , esas cosas de los sueños, de pronto apareció Andresito en el Valle de los Caídos, arrodillándose ante el generalísimo. Juró lealtad a España y a los españoles, juró por Dios y luego pidió al Generalísimo que su casero no le echase, que era un comunista que no soportaba el Himno de España a todo trapo y le quería desahuciar.

Volvieron los delirios oníricos, la caja se abrió mágicamente, de ella salió Marine le Pen, Mateo Salvini, Victor Orban, Heinz-Christuan Strache, y hasta los de alternativa por Alemania… juntos atiaron una hoguera. Alrededor de ella se sentaron los líderes “ultras” jaleando vítores a los tres dictadores genocidas de Europa. Se alternaban alabanzas como,“Il Duce Mussolini”, vítores como “Heil Hitler” y ovaciones del tipo “Viva Franco”. Ultras parecidos a los viejos bolcheviques, sólo que en vez de alzar el brazo izquierdo alzaban el brazo derecho y se vestían de militares de igual modo. La caja de los sueños de Andresito se iba llenando de soldaditos ultras llegados de todos los países, una peste negra que avanzaba por Europa, pactando con la derecha. Aunque, sabido es, por cualquier demócrata, que si pactas con un neo-nazi, significa que te parecen bien sus atrocidades, y por apoltronarse en el poder no atajaban el avance repugnante de los partidos de la ultra-derecha. Aquello traería consecuencias…

El sueño de Andresito se tornó pesadilla. Su frente quedó perlada de sudor. La ropa le sobraba, la iba pateando hacia la derecha, porque incluso en sueños era tu tío coherente.

Los delirios empezaron a ser asfixiantes, los ultras de su sueño empezaron la quema de fotos de mezquitas, de la Generalitat, de manifestantes catalanistas, abrasaron turbantes, pañuelos de mujeres árabes, barretinas catalanas, un grupo de compañeros disparó balas de fogueo contra el Presidente Puigdemont y luego empezaron los ahorcamientos de muñecos, parecidos a los rituales vudú, a continuación catalanes y vascos eran detenidos y esposados por la Guardia Civil con fuertes golpes… tan sólo se salvaron de la hoguera las fotos de las famílias blancas, españolas, cristianas y heterosexuales.

Andresito con los parpados agitados en modo REM, activó una pantalla nueva en el sueño, estaba en Castelló de Farfanya se celebraba la toma de posesión de su alcalde nacido en Argelia. Omar Noumri. El nuevo alcalde de Castelló sería un alcalde musulmán que lucía un lazo amarillo en la solapa. El ultra despertó de golpe. Andresito empezó a tener temblores horribles, sudores, volteó la cama buscando conciliar el sueño, pero todo había acabado, un marroquí en connivencia con los catalanes dirigiría una alcaldía y se apagaría el fuego de la ultra-derecha católica para siempre. Andresito había oído decir al marroquí que sus abuelos se habían casado en la iglesia. ¡Hereje!

A donde había llegado el cinismo de los islámicos radicales. Como era posible que los catalanes independentistas ilegales y golpistas, no sólo viviesen en España, sino que permitiesen a un infiel gobernar, Sucedía como en época de Boabdil el Chico, cuando tomaron Granada y ahora se quedarían con el pedazo español más bonito de España. Era el fin.

Sea como fuere, al levantarse y recordar el sueño, Andresito tuvo que pasarse diez minutos bajo la ducha porque tras el sueño, levantó el brazo derecho, y de golpe y porrazo, una rampa le impidió bajarlo. Tuvo que estar en erecto hitleriano más de 60 minutos, hasta que la ducha de agua fría empezó a funcionar. Tenía estos ataques desde que su partido había empezado a gobernar en el territorio español.

En la sede central de Victoria, informaron de los resultados electorales a Andresito, que había sido su candidato a las europeas. En Victoria tenían un plan perfecto, irrumpir en la Unión Europea para desde su interior descentralizarla y hundirla. Pero Andresito había obtenido pocos votos, de modo que… Sin paños calientes.

-Andresito, los resultados no han sido los esperados, tu candidatura no ha salido y…

-Andresito, ¿me escuchas? Dime algo….

Andresito empezó a andar a pasos agigantados por la sala mientras que levantaba el mentón y el brazo derecho, se colocó un teléfono imaginario en la oreja, y con la tez enrojecida y las pupilas dilatadas habló excitadamente…

– Su Majestad, rompa relaciones con Marruecos, el petróleo cómprelo como yo en la gasolinera… Que no lanzen más oleadas de inmigrantes, Oiga, póngame conTrump operadora, es para un crowfunding, si, para que España cómo los americanos, pueda construir un muro en ceuta y melilla, Sí, ya tengo un lunch con Trump, a las 12.00 y…

-Andresito, Andresito, oiga, es el 051, envien una ambulancia rápido, por favor-

-Coño, ya van cuatro esta semana, terminan como regaderas, debe ser un virus o algo así. Dijo el Presidente de la formación de ultra-derecha “Victoria”.

La calabaza, el traje amarillo y la reina

Eran las nueve de la mañana, la reina estaba escribiendo cuentos para sus súbditos y el rey negociaba acuerdos bilaterales con grandes proveedores de combustible fósil. Ambos conocían la existencia del parlamento y hubiesen podido ayudar a solucionar el embrollo que existía entre los distintos territorios; el problema era simple, algunos territorios querían votar en elecciones libres para pedir la independencia, esto es, la formación de un nuevo país a partir del deseo de sus ciudadanos, algo perfectamente normal en cualquier democracia republicana o monárquica, pero no en el Reino Único.

En el mundo del Reino Único, donde se alojaba la idea del nunca jamás, y la idea del porqué no, se había decidido abrir un parlamento para dialogar entre los representantes de los diferentes territorios de todo el dominio con el fin de solucionar problemas territoriales. Se presentaron al congreso personajes variopintos que acudieron ataviados con un estandarte real imprescindible para asistir al parlamento -una cartera de piel de becerro con una pequeña tela rojigualda obligatoria-

Les caracterizaba a todos su afición grupal. Eran amigos de unos pocos y enemigos del resto, los primeros en llegar, vinieron enfadados con sus caballos, y pateaban el suelo cada vez que se expresaban congresistas que les desagraban. Era comprensible que fuesen ruidosos, ya que se habían criado en ambientes revoltosos, torturas de toros, caballos y espadas, así como plazas repletas de gente gritando… No sabían demasiado como comportarse educadamente en un parlamento. Los de las coletas sonrientes iban unidos de la mano con los más “guaperas” del hemiciclo, participaban en anuncios de la “tele” y el mundo coincidía en que eran los adonis del hemiciclo. Llegaron los del traje a rayas amarillas, y hablaban en un idioma diferente al del Reino Único. Aparecieron los enfadados azules con sus amigos, los agriados naranjas que quisieron que los del traje de rayas no dialogaran con nadie. Y por el poder que Dios les concedió devolvieron a los presos a la celda. Los enfadados y las agriadas lucían un look casual de cabello engominado y enlacado que no lo parecía, combinado con trajes italianos de máxima calidad, una indumentaria Top Ten para representar al pueblo llano. Era remarcable que enfadados y agriadas gastaban mirada huidiza y esquiva porque no confiaban en nadie, de hecho, se había descubierto recientemente que no confiaban ni siquiera en ellos mismos.

Decían los engominados, los enfadados, las agriadas y los guapos que votar en Referéndum era un delito igual a asaltar el congreso con pistolas y tanques, decían los del traje italiano que llevar una papeleta en la mano y meterla en una urna era igual que arrodillar al congreso de los diputados a base de balazos y pistolas. ¿Os acordáis? es aquello que hizo un militar… Tejero, creo que era su nombre. Y cuando entró en el congreso dejó el caballo fuera. Bueno, el tanque.

Que pena sentían los Reinos Unidos ante esos políticos de brillantina. No tenían edad para haber sufrido un holocausto nazi, ni siquiera un triste fusilamiento franquista… Tampoco habían vivido la entrada a balazos de Tejero en las cortes, poniendo a todos los congresistas a morder el polvo.

Sin saber “qué” era un golpe de estado hablaban de ello como si lo hubiesen vivido en primera persona. Porque los de la gomina y la laca nunca habían vivido en democracia republicana, tampoco una democracia sin monarquía, así a secas, era por ello que sólo admitían como gobierno la autocracia. No permitían hablar a nadie si no tenía sus ideas, y fue por ello, por lo que vistieron a los congresistas de otros territorios con un traje amarillo rayado y cuando se les replicaba agitaban las botas y las espuelas pegando taconazos, aún habiendo aparcado el caballo en doble fila.

Para la reina que había dedicado su vida a escribir cuentos, y para el Rey, que había dedicado la suya a negocietes varios, aquel fue un día más. Pero sería un día trascendental para el Reino Único, porque en los Reinos Unidos existían demasiadas leyes de obligado cumplimiento para todos los ciudadanos que estaban siendo pisoteadas. De hecho, la reina Británica permitió a los súbditos escoceses votar para liberarse, pero como escribir cuentos y negociar precios de combustibles fósiles era una tarea ardua y enrevesada. Los reyes decidieron que los súbditos se las apañasen sólos en el parlamento.

Y mira que algunas leyes eran muy serias, como por ejemplo, que no se puede torturar ni trocear a un periodista, o que estás obligado a permitir el sufragio universal, y a proteger los Derechos Humanos o que debes permitir hablar en el parlamento a todo el mundo sin discriminación por nacionalidad, sexo, credo, religión, discapacidad, ideología… O la ley de la libertad de expresión, y de reunión, y de manifestación, y, son tan serias estas leyes que por su incumplimiento podías ser expulsado de los Reinos Unidos. Y estaba prohibido vestir a un congresista de rayas amarillas por su ideología. Mucho menos a cuatro. Los Reinos Unidos expulsarían al Reino Único de su asociación de reinos casi con toda seguridad.

Había una reina, la más acaudalada del planeta tierra, que había tenido montones de territorios, una de sus posesiones llamada Escocia quería mucho a la reina, pero no a su parlamento, así que, disconforme con su política exigió la independencia de su pequeño país, y el parlamento les permitió poner urnas y decidir su futuro votando. Se trataba de un acto civilizado. En los Reinos Unidos, ya todo se organizaba civilizadamente. Y fue esta reina para siempre jamás, una mujer muy querida y apreciada por su pueblo. El caso de la República gala fue algo parecido, deseaban los habitantes de Nueva Caledonia decidir si querían pertenecer o no a la Galia. Y también lo acordaron votando. Todos en la República Francesa amaban brutalmente a su gobierno porque era transigente, tolerante y moderado.

Así que, un día a las nueve de la mañana en el Reino Único, la reina se puso a escribir un cuento, y mientras deseaba que su marido el Rey estuviese más horas con ella y menos horas negociando, se le apareció una hada madrina con un precioso vestido del color del sol, le dio un toquecito con una varita mágica y convirtió a la reina en una calabaza. El hada madrina y la Reina se saludaron: ”Guten Morgen” ý traduzco para los que no conozcáis el idioma, “Concede el derecho de autodeterminación a los territorios del Reino Único que lo soliciten” y tras unas conversaciones íntimas entre hada madrina y reina que no me parece apropiado transcribir, por respetar sus intimidades, el hada desapareció por el armario de la cocina y la reina pudo terminar su cuento.

Por la noche Los Reyes se tomaron un vino, la reina explicó su mágico encuentro al rey que sugirió un encuentro con la guapa Presidenta del parlamento, luego se pusieron de acuerdo e hicieron efectiva una ley que permitía el derecho a la autodeterminación de los pueblos siguiendo los Pactos Internacionales de los derechos humanos. Y esos reyes del Reino Único, también fueron jaleados y aplaudidos por todo el planeta.